Palacio Legislativo de San Lázaro, 12 de abril de 2018        

Boletín 169/18    

   

GRACIAS A IMPUGNACIÓN DE MORENA, SE LOGRÓ

DETENER LA LEY GENERAL DE BIODIVERSIDAD

• El Coordinador de esta bancada, Virgilio Caballero, aseveró que Morena se opuso desde el primer momento a ese ordenamiento porque representaba la privatización de los recursos naturales.

• En tanto, los diputados Guillermo Santiago y María Chávez expresaron que ello también es triunfo de la sociedad civil, pero llamaron a no bajar la guardia.

Gracias a la impugnación que presentó oportunamente Morena al dictamen de la Ley General de Biodiversidad –de la minuta que fue enviada por el Senado a la Cámara de Diputados–, así como el apoyo de especialistas y organizaciones de la sociedad civil, se logró detener una legislación que atentaría contra las áreas naturales protegidas y los derechos de los pueblos y comunidades indígenas, manifestó el diputado Virgilio Caballero Pedraza.

En conferencia de prensa, dio a conocer que en la reunión de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) que se llevó a cabo esta mañana, el Coordinador de la Fracción Parlamentaria del PVEM, Jesús Sesma, anunció que “bajaba” dicha ley.

“Morena se opuso desde el primer momento a ella, porque representaba la privatización de recursos tradicionales de las comunidades indígenas y de medios de la naturaleza que han venido siendo protegidos”, subrayó.

El Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena precisó que en la JUCOPO no se fijó ningún nuevo plazo para subir el dictamen de la Ley General de Biodiversidad ante el pleno camaral, y que en lo que resta de la actual Legislatura resultará imposible hacerlo.

En su oportunidad, los diputados Guillermo Santiago Rodríguez y María Chávez García expresaron su congratulación de que Morena haya logrado detener el citado ordenamiento, pues su aprobación hubiera significado un grave daño al país, al legalizar la explotación minera a cielo abierto y la utilización del fracking en las zonas naturales protegidas.

Al tomar el micrófono, Guillermo Santiago señaló que haber detenido esa ley representa un triunfo de la sociedad civil organizada y fue resultado de la presión que ejerció Morena en favor de la protección del medio ambiente y de las comunidades indígenas.

“Esta ley ya se ha frenado, ya se ha desistido el Verde, pero no podemos bajar la guardia y tenemos que continuar en la lucha y en la defensa de nuestro medio ambiente y de los derechos de los habitantes de los pueblos originarios”, puntualizó el también integrante de la Comisión de Asuntos Indígenas.

Por su parte, María Chávez resaltó que desde un principio los diputados federales de Morena se unieron al reclamo de la ciudadanía para proteger los recursos naturales que pertenecen a todos los mexicanos.

“No es exagerado afirmar que a diario recibíamos peticiones de organizaciones de la sociedad civil interesadas en el medio ambiente; de científicos e investigadores; de productores agropecuarios, y en general de los distintos actores interesados en la protección al ambiente, en el sentido de detener esta ley”, recalcó.

La integrante de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales apuntó además que aunque se requiere legislar en la materia, es indispensable hacer un análisis serio e incluyente de los pueblos originarios.