Palacio Legislativo de San Lázaro, 01 de agosto de 2018        

Boletín 280/18    

   

GOBIERNO ELECTO NO PUEDE PRONUNCIARSE

ACERCA DE VIOLENCIA EN NICARAGUA

• Ello porque todavía no entra en funciones; además el próximo Canciller ya adelantó que México no intervendrá en asuntos internos de otros países, afirmó el diputado Juan Romero Tenorio.

• El legislador federal de Morena presentó una reserva a un dictamen de la Comisión Permanente por el que ésta condena enérgicamente la represión en la nación centroamericana.

Morena no ha emitido ningún pronunciamiento acerca de la violencia desatada en Nicaragua, a raíz de las protestas iniciadas en abril en ese país, porque el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador aún no está en funciones y además, como lo adelantó Marcelo Ebrard, quien será Secretario de Relaciones Exteriores, México no intervendrá en los asuntos internos de otras naciones.

Así lo manifestó el diputado Juan Romero Tenorio durante la discusión del dictamen por el que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión condena enérgicamente los hechos de violencia en el país centroamericano y exhorta al Poder Ejecutivo a pronunciarse de manera clara en contra de la represión promovida por el gobierno del Presidente Daniel Ortega.

“Morena, como parte de este Gobierno electo, no ha manifestado un posicionamiento abierto a favor o en contra de la situación interna de Nicaragua”, subrayó el legislador federal de Morena ante el pleno de la Comisión Permanente.

Al respecto, explicó que por cuestiones de técnica legislativa, el Grupo Parlamentario de Morena revisó cada una de las iniciativas que anteceden al citado Punto de Acuerdo –la de los senadores del PAN; la del diputado Jesús Zambrano y la senadora Angélica de la Peña, y la del senador Víctor Hermosillo–, y que en ninguna se hacía referencia al Gobierno electo, pero que ello sí ocurre en el dictamen.

Derivado de ello, Romero Tenorio presentó una reserva a los párrafos 2, 6 y 32 del apartado “Considerandos” de dicho dictamen, debido a que se señala una supuesta complicidad del Gobierno electo frente a la violencia promovida o tolerada por el Estado nicaragüense.

“Hay que usar las palabras correctas: complicidad. No somos cómplices de un gobierno que reprime, no somos cómplices de un gobierno que está sancionando la libertad de expresión, de organización de su ciudadanía. Hay que usar las palabras correctas; no somos cómplices”, enfatizó.

Además, resaltó que en el dictamen se propone que los integrantes del próximo Gobierno mexicano deben deslindarse públicamente del apoyo que sus partidos han promovido hacia Daniel Ortega.

En ese sentido, afirmó que se trata de referencias al Gobierno electo en una posición de Derecho Internacional y llamó a “no comer ansias”, pues si bien Morena sabe de la responsabilidad que tiene éste, es preciso aclarar que tales señalamientos involucran un posicionamiento político.

“Pediría que retiráramos estas partes donde se hace referencia al Gobierno electo porque no es parte todavía de un Gobierno en funciones, y atendiendo a la competencia de los Poderes de la República, pues no tendría que estar involucrado en un exhorto que tiene un perfil de Derecho Internacional”, puntualizó.

El diputado Juan Romero insistió en que hay que esperar a que el próximo Gobierno Federal asuma funciones y que entonces sí podrán exigirse los mecanismos institucionales o los reclamos que ahora se pretender hacer.

“El nuevo gobierno no es cómplice de la represión; no es cómplice de nadie, ni de Trump. Hay que esperar a que tome posesión para definir y este Poder Legislativo tiene esa atribución: definir la política exterior. El Senado es competente para la política exterior”, subrayó.

Expresó que adelantar vísperas, es querer hacer ruido donde no hay necesidad y que se pretende sacar raja política en varios temas que no tienen sentido, como éste de hacer llamados al Gobierno que encabezará López Obrador respecto a la violencia en Nicaragua.

“Avoquémonos a las autoridades competentes, a las autoridades que están funcionando en este momento. Si no, tendríamos que tomar posesión respecto a cualquier tema… La guerra en Medio Oriente, tampoco se ha pronunciado el Gobierno electo. Estamos llegando al absurdo; seamos más recatados en los planteamientos”, exigió.