Palacio Legislativo de San Lázaro, 09 de agosto de 2017        

Boletín 375/17    

   


URGENTE RESARCIR Y CONTROLAR EL DAÑO AMBIENTAL EN EL CAÑÓN DEL SUMIDERO

• El diputado Ángel Hernández de la Piedra pidió a la PROFEPA y SEMARNAT fincar responsabilidades por las afectaciones causadas a ese destino turístico en Chiapas.

• De no detener la contaminación en dicha cuenca, en el año 2025 el daño será totalmente irreversible, aseguró el Secretario de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento.

Es de carácter urgente resarcir y controlar la contaminación de residuos sólidos a lo largo de la Cuenca del Cañón del Sumidero, en el estado de Chiapas, porque de no hacerlo en el año 2025 el daño será totalmente irreversible, aseguró el diputado Ángel Hernández de la Piedra.

“Nos preocupa el deterioro ambiental que afecta a nuestro país, en especial en zonas que anteriormente eran paradisiacas, como el Cañón del Sumidero, ya que es uno de los atractivos turísticos que nos distinguen a nivel mundial. Por eso es importante que como Poder Legislativo establezcamos acciones para rescatar la flora y fauna del lugar, y revertir el daño”, apuntó.

El legislador federal de Morena informó que el 2 de agosto presentó un Punto de Acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, con el fin de que el Gobierno de Chiapas informe a esa instancia sobre las medidas que ha llevado a cabo para el resarcimiento del daño ambiental en el Parque Nacional Cañón del Sumidero (PNCS).

Asimismo, para que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) finque responsabilidades al respecto, y que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Junta Intermunicipal para la Cuenca del Cañón del Sumidero (JICCAS) coordinen las acciones de restauración.

Sostuvo que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), cada día entran a las aguas de este destino turístico aproximadamente cinco toneladas de desechos sólidos, de los cuales el 90 por ciento es PET y otros tipos de plásticos, y que incluso se han encontrado automóviles en el fondo del río.

“Como sociedad debemos implementar una cultura de no contaminación al medio ambiente; la separación de los residuos orgánicos, inorgánicos e industriales, y también cumplir las normas que prevenga daños ecológicos a futuro”, mencionó Hernández de la Piedra.

El también Secretario de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento criticó que el daño ambiental se debe en gran parte a la falta de presupuesto que imposibilita las tareas de limpieza, así como la falta de continuidad de los 16 enlaces municipales que conforman la Junta Intermunicipal para la Cuenca y la insuficiencia de políticas públicas para prevenir y aliviar el daño ecológico.

El Punto de Acuerdo fue turnado a la Tercera Comisión de la Comisión Permanente.