Palacio Legislativo de San Lázaro, 11 de octubre de 2017        

Boletín 478/17    

   


EN EL “DÍA INTERNACIONAL DE LA NIÑA”, EN MÉXICO SIGUE

LA LUCHA POR LA PROHIBICIÓN DEL MATRIMONIO INFANTIL

• Los congresos locales deben acatar la prohibición obligatoria de este tipo de matrimonios, sin excusas y en concordancia con los lineamientos internacionales de derechos de las niñas.

• Más de 20 mil niñas en el mundo son obligadas a casarse cada día, sin haber alcanzado la edad mínima permitida por la ley.


En el marco del “Día Internacional de la Niña 2017”, la diputada Maricela Contreras Julián, del Grupo Parlamentario de Morena, llamó a no ignorar la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA) y acatar la prohibición obligatoria de los matrimonios entre menores de edad, sin excusas y en concordancia con los lineamientos internacionales de sus derechos.

Recordó que desde el inicio de la presente Legislatura, registró un Punto de Acuerdo en la Cámara de Diputados para exhortar a los Congresos de las entidades federativas y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a establecer en sus respectivos Códigos Civiles, los 18 años como edad mínima para contraer matrimonio, tanto para

mujeres y hombres, a fin de dar cumplimiento al Artículo 45 de la LGDNNA. Sin embargo, señaló, por increíble que parezca, algunos diputados pertenecientes a la Comisión de Derechos de la Niñez votaron en contra. “El matrimonio entre menores de edad no es un tema menor en México y el mundo”, recalcó.

Agregó que la conmemoración del “Día Internacional de la Niña” en 2017 fue el motivo por el que se dio a conocer la investigación de Save the Children, en la cual se informa que más de 20 mil niñas en el mundo son obligadas a casarse cada día, sin haber alcanzado la edad mínima permitida por la ley, y que se estima que cada año 7.5 millones de niñas son casadas por obligación en todo el mundo.

“Nuestra legislación no puede negarse a esta realidad que viven hasta hoy en día las niñas, mucho menos alejarse de las recomendaciones internacionales en materia de derechos humanos. Puesto que instancias como la Organización de las Naciones Unidas, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Comité de los Derechos del Niño establecen que el matrimonio infantil es una práctica nociva que debe erradicarse pues afecta gravemente la vida futura de esas niñas víctimas”.

A decir de la diputada Contreras Julián, el matrimonio infantil vulnera flagrantemente los derechos de las niñas y niños, y constituye una práctica que violenta su integridad física y se convierte en un elemento que alienta las brechas de desigualdad de género y busca alentar la reproducciones de roles tradicionales en las mujeres desde la temprana edad.

Hasta ahora, en México el matrimonio infantil se ha llevado como una práctica de usos y costumbres, que funciona como una norma social discriminatoria y violatoria de los derechos humanos porque alienta el embarazo prematuro y sin espaciamiento; circunscribe a las mujeres a las tareas domésticas, privándolas de elegir una actividad fuera del hogar, y fomenta la deserción escolar en niñas y adolescentes, entre otras situaciones.

“Pareciera que los sectores conservadores, los mismos que se oponen a la educación sexual y el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos, son los mismos que defienden está practica violenta y nociva. Es por ello que aprovechamos la conmemoración del Día Internacional de la Niña para demandar congruencia entre los integrantes de la Comisión de Derechos de la Niñez y de la propia Cámara de Diputados para legislar, sin excusas, con el único objetivo de proteger el bien superior de las niñas y niños de México”, finalizó.