Palacio Legislativo de San Lázaro, 10 de noviembre de 2017        

Boletín 569/17    

   


8 MMDP BASTAN PARA LA RECONSTRUCCIÓN DE

VIVIENDA SOCIAL EN LA CIUDAD DE MÉXICO

• El diputado Alejandro Ojeda se pronunció en contra de convertir a damnificados en deudores.

El diputado Alejandro Ojeda, del Grupo Parlamentario de Morena, lamentó que no se hayan canalizado ocho mil millones de pesos para la reconstrucción de la Ciudad de México, como lo propuso durante la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018.

Señaló que en la Ciudad de México, el Instituto de la Vivienda (INVI) de la Ciudad de México, es la institución idónea para la construcción de vivienda, ya que los costos por vivienda son de alrededor de 780 mil pesos.

Expresó que si esa cantidad la multiplicamos por las ocho mil 500 viviendas para los afectados en la Ciudad de México, el recurso necesario es de seis mil 630 millones de pesos, muy por debajo de las cantidades infladas del Gobierno de la Ciudad de México.

Expresó que la intención del gobierno de Miguel Ángel Mancera, es crear fondos especiales para la reconstrucción de la Ciudad de México; es decir, montar mecanismos financieros paralelos que generaría un “elefante blanco” que no necesitamos, porque ya existe el INVI.

Detalló que el INVI de la Ciudad de México, tiene sus reglas de operación claras, no hay nada que hacer adicional, por lo que la propuesta de canalizarle recursos a través del FONDEN, sólo es con el fin de que los recursos no se pierdan en la burocracia.

Indicó que los ocho mil millones que solicitó durante la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2018, están muy lejos de las cifras que maneja el Gobierno capitalino, que tal parece que sólo quiere alimentar la voracidad de las desarrolladoras inmobiliarias.

En el caso de la Ciudad de México, explicó, los apoyos que requieren los capitalinos afectados por los sismos de septiembre pasado, podrían solventarse si se recortara en ocho mil millones de pesos el FONDEN y se destinaran al INVI, ello para la construcción de ocho mil 500 viviendas de carácter social.

Asimismo, declaró, se podría apoyar con 240 mil pesos a cinco mil familias, para que puedan reparar sus hogares.

Mencionó que en el tema de reconstrucción de la ciudad, las autoridades capitalinas han venido diciendo que no alcanzan los recursos para reconstruir viviendas, lo que es una mentira cruel.

Sostuvo que sí hay recursos, sólo hay que destinarlos correctamente, de forma honesta y no pretender convertir la tragedia en negocio.

Expuso que la vivienda social que construye el INVI cuesta en promedio 780 mil pesos, y son viviendas de 70 metros cuadrados, de tal manera que si se multiplica esa cantidad por ocho mil 500 viviendas que son las que se necesitan, suma poco más de seis mil millones de pesos.

Seis mil millones, abundó, cantidad real y no las cantidades infladas que el Gobierno de la ciudad ha venido diciendo. Incluso, insistió, los poco más de mil millones restantes, son suficientes para apoyar a cinco mil familias para que reparen sus hogares.

Aseveró que el tema de la vivienda en la Ciudad de México es posible resolverlo con recursos públicos. “No aceptamos la mentira de la falta de recursos, para mandar a los afectados a que contraten hipotecas onerosas”, subrayó.