Palacio Legislativo de San Lázaro, 08 de febrero de 2018        

Boletín 56/18    

   

FUNDAMENTAL, REORIENTAR MODELOS EDUCATIVOS EN LAS

ESCUELAS PARA ERRADICAR VIOLENCIA DE GÉNERO

• Los planteles escolares deben ser espacios donde se fomente la equidad entre mujeres y hombres, aseveró el diputado Virgilio Caballero Pedraza.

• En tanto, la diputada Paola Félix Díaz lamentó que ese delito esté arraigado en la sociedad, ya que siete de cada diez mujeres han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de su vida.

Pese a las múltiples acciones institucionales y judiciales para erradicar la violencia hacia la mujer en México, las cifras sobre este problema siguen siendo aterradoras, por lo que es fundamental reorientar los modelos educativos para que en las escuelas se fomenten relaciones más sanas y equitativas entre mujeres y hombres, coincidieron los diputados Virgilio Caballero Pedraza y Paola Félix Díaz, del Grupo Parlamentario de Morena.

En su oportunidad, el Vicecoordinador de dicha bancada argumentó que los cimientos de la violencia de género fueron construidos por el patriarcado a lo largo de la historia. “Esa es su base estructural e ideológica e incluso religiosa, porque en todas las religiones, Dios en su representación física es varón”.

Ante el pleno camaral, Virgilio Caballero se manifestó en pro el dictamen que reforma el Artículo 33 de la Ley General de Educación, cuyo fin es que en los planteles escolares se desarrollen programas que fortalezcan la enseñanza de los padres de familia sobre la prevención de la violencia de género.

Derivado de ello, urgió a que en los centros educativos y el núcleo familiar, todas las personas –en especial los varones– adquieran el compromiso de establecer la igualdad como uno de sus valores centrales. “No nacemos violentos, nos hacen violentos en los diferentes procesos de socialización; desde la familia, seguido de la escuela, barrio, iglesia, el trabajo”, apuntó.

Por su parte, la diputada Paola Félix Díaz expresó que la educación es la herramienta más poderosa con la que cuenta la sociedad mexicana para cambiar la situación nacional de violencia, en particular la de género. Esto, dijo, porque de fondo dicho delito es un problema de derechos humanos.

Al presentar el posicionamiento del Grupo Parlamentario de Morena sobre las reformas a la Ley General de Educación, señaló que la violencia de género es una trasgresión arraigada en México, porque siete de cada diez mujeres han sufrido alguna vez en su vida agresiones de tipo sexual, física, laboral y emocional, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Los organismos internacionales y las organizaciones de sociedad civil tienen un reclamo: cuando hay una víctima de violencia de género, éstas tienen miedo muchas veces de ir a un Ministerio Público, porque no las van a tomar en cuenta o las van a regresas a su casa, y eso empeora la situación y muchas veces estas mujeres pierden la vida”, reclamó.

En la máxima tribuna del país, Félix Díaz presentó más datos del INEGI: el 49 por ciento de las mujeres sufrió violencia emocional; 41 por ciento ha sido víctima de agresión sexual; 29 por ciento se ha enfrentado a violencia económica, patrimonial o discriminación, mientras que el 34 por ciento manifestó haber experimentado agresiones físicas a lo largo de su vida en su casa, calle y centros de trabajo.

Por último, lamentó que la violencia de género parece no tener fin, ya que cada vez se le considera como una cuestión natural. “De este tipo de violencia no se salva nadie; se encuentra arraigada en todas las clases sociales”.